dejando el gris atrás…

aquí va Lago Epecuén, mirada estival:

dsc_2385dsc_2395dsc_2355

Anuncios

ahogo

tiemblan las raíces

                              -la tierra se hizo lago-

árboles en sal

conservan

su silueta de muerte

                                                                              al horizonte

dsc02809
Lago Epecuén, Provincia de Buenos Aires – 2016 –

cuando la fe no alcanza…

3

El agua pudo más en la madrugada del 10 de noviembre de 1985,  en el centro turístico termal de Mar de Epecuén, llamado así por la similitud de las propiedades de sus aguas con las del Mar Muerto.

La fuerza de una sudestada perforó el terraplén que protegía la villa, cuyo lago ya estaba colapsado por los 1500 milímetros de lluvia caídos durante ese año. A partir de esa noche la imagen del pueblo se modificó; sus pobladores debieron emigrar a la ciudad cercana de Carhué, abandonando sus casas, comercios, hoteles. El nivel de agua creció un centímetro por hora hasta casi llegar a los 10 metros.

Hace unos años las aguas comenzaron a bajar dejando a la vista todo ruinas y el color blanco de la salitre sobre ellas.

El mes pasado visité el lugar, y me preguntaba cómo puedo estar aquí tomando fotos, y casi no pude. Nunca creí que iba a sentirme tan conmovida, estaba caminando entre los escombros de sus casas, sus árboles, sus recuerdos…